Para cuidar tus prodcutos, te hacemos estas recomendaciones: 

La bisutería puede durar mucho tiempo, manteniendo su mismo brillo y textura inicial. Sin embargo son accesorios que necesitan de cuidados apropiados para conservarse en un estado óptimo. Por esta razón te damos los siguientes consejos para que tu bisutería dure por más tiempo:

  1. Quítate toda la bisutería antes de entrar al agua, incluyendo las duchas, bañeras, piscinas, spas , saunas y especialmente antes de lavar platos. No la uses cuando nades en los lagos o el océano. La humedad a menudo deja espacios oscurecidos que son difíciles de remover sin dañar el acabado de la joya

  2. Quítate todas las joyas antes de usar cualquier tipo de solución de limpieza para el hogar. Los químicos que entran en contacto con las joyas de fantasía las corroe, removiendo el acabado y dejándoles un residuo blanco

  3. Evitar el contacto de la joya con agua o sustancias que contengan productos químicos, jabones o detergentes, porque pueden opacarla, mancharla u oxidarla: perfumes, cremas, tintes, cloro, carbonato, algunos ácidos, mercurio, etc.

  4. Ponte las joyas luego de aplicar el perfume y el aerosol para el cabello, no antes, ya que estas sustancias pueden causar la decoloración. Además de opacar el brillo de la joya, los ingredientes del perfume y el aerosol para cabello la agrietan, atrapando la suciedad y el polvo. Esto crea una apariencia oscura difícil de remover.

  5. Evita usar bisutería mientras realizas ejercicios, duermes o durante otras actividades que te produzcan sudoración. El sudor decolora algunas joyas, especialmente las perlas artificiales. La decoloración ocurre cuando el sodio de la transpiración se seca sobre la joya. Con el tiempo, la acumulación de sodio provoca una opacidad general en las superficies de metal.

  6. Evita tener tu bisutería en condiciones húmedas y calurosas.

  7. No la limpies con detergentes.

  8. No uses limpiadores de joyas.

  9. Puedes limpiar tu bisutería con un paño suave y seco, sin frotar demasiado.

  10. Para almacenar tus accesorios, colócalos en un lugar seco, oscuro y libre de polvo, colgado por separado, para evitar que se rayen y se aplasten.

  11. Abre y cierra broches y clips con cuidado, ya que son piezas delicadas.

  12. Por último, mientras mayor sea tu colección de bisutería, tienes más posibilidades de alternar con frecuencia, creando nuevos estilos y prolongando la vida útil del accesorio.